BLOG

¿Es posible salir de las deudas en medio de esta crisis?

Existe una incertidumbre constante acerca del futuro de nuestras empresas en medio de esta crisis que ha generado la pandemia. Muchas empresas tuvieron que cerrar durante el aislamiento.
Visitas 197
Comentario 0

¿Es posible salir de las deudas en medio de esta crisis?

Existe una incertidumbre constante acerca del futuro de nuestras empresas en medio de esta crisis que ha generado la pandemia. Muchas empresas tuvieron que cerrar durante el aislamiento.
Visitas 197
Comentario 0

Existe una incertidumbre constante acerca del futuro de nuestras empresas en medio de esta crisis que ha generado la pandemia. Muchas empresas tuvieron que cerrar durante el aislamiento mientras otras siguieron funcionando, pero en general, la facturación fue afectada negativamente, y los gastos siguieron siendo iguales, lo que hizo que el nivel de endeudamiento empresarial aumentará. Si usted es una de esas empresas y actualmente se está preguntando ¿Cómo salir de deudas, sin contraer nuevas deudas?, ¿Cómo organizar las finanzas para cubrir las deudas y hacer que mi negocio crezca?, queremos compartirle como tener un manejo eficiente de las deudas con constancia y disciplina.

Para empezar, es importante entender el estado de cada una de las deudas y del flujo de caja con el cual cuenta la empresa para lograr el pago de estas. Esta información le va a permitir saber cuánto le cuesta a la empresa pagar las deudas y si está en condición de hacerlo. Una vez se ha identificado el estado de las deudas, el siguiente paso es priorizarlas en orden de importancia. Para ello es importante identificar aquellas deudas que tienen más impacto en la operación de la empresa, tales como pago de nómina y pago a proveedores, para que la empresa pueda seguir produciendo y operando para obtener ingresos y cumplir con las obligaciones. Finalmente, tener claridad en la temporalidad o fecha de pago de las deudas es crucial para evitar incrementar los costos de las obligaciones, en el momento que las deudas entran en mora, los intereses aumentan, y se le aumenta el costo de estas. Las deudas morosas se convierten en prioritarias ya que generan más intereses o tienen un interés más alto, lo ideal es poder ir pagándolas para ir liberando el dinero y poder pagar las siguientes. 

Opciones adicionales que se convierten en apoyo para el control de las deudas incluyen la posible negociación de los términos actuales de las deudas, de ser esto posible. Entre las características de negociación para mejorar las condiciones de las deudas se  tiene  diferir la deuda, con esta primera opción se logra incrementar los plazos de pago, en esta opción puede suceder que la tasa de interés se incremente, se disminuya o se mantenga igual. Como segunda opción se considera refinanciar o reestructurar la deuda, este proceso consiste en cambiar las condiciones del crédito tales como el plazo y el sistema de amortización es decir la parte de la deuda que se cancela en cada pago, para reducir las cuotas. Finalmente, la tercera opción posible es consolidar las deudas, esta opción se presenta si las deudas provienen de la misma entidad o si se hace a través de una empresa tercera que ha comprado las deudas. La consolidación consiste en unir las deudas que se poseen y convertirlas en una sola deuda o crédito con cambio en los plazos y la tasa de intereses en forma más favorable para el cliente. Adicionalmente, se presenta una posibilidad adicional que resulta si la entidad financiera en la cual se tiene la deuda vende su cartera a otra entidad, lo que podría significarle que se genere una posibilidad de renegociar la deuda, naturalmente la venta de cartera esta fuera de nuestro alcance. Es así cómo le recomendamos que su proceso de manejo de deudas considere clasificar, priorizar y negociar sus deudas, como metodología para aprovechar la planeación y el control de los recursos de la empresa. 

 Se entiende que existen metodologías importantes para manejar las deudas y para mejorar las condiciones de estas, de presentarse la posibilidad, pero quizás la recomendación más importante está en no tomar las deudas de no ser estas necesarias. Las deudas se convierten en un problema si las tomamos como un fondeo sin límite, y sin considerar cómo vamos a pagarlas, ya que terminamos en que el pago de estas termina absorbiendo los ingresos. Sin embargo, si conocemos el estado de las deudas, tenemos el flujo de caja para pagarlas, y cumplimos con las condiciones de plazo y de interés que pactamos con las entidades financieras, las deudas cumplirían con su objetivo pasajero de fondeo de la operación de la empresa.